Radio: No
Radio:
km Set radius for geolocation
Buscar

#ConMisHijosNoTeMetas

#ConMisHijosNoTeMetas
Artículos Comunidad

#ConMisHijosNoTeMetas… porque yo, como padre de un hijo homosexual, me encargaré personalmente de hacerlo infeliz, de hacerlo creer que es anormal, que es un enfermo y que arderá toda la eternidad en el infierno.

Yo, como su padre, lo enviaré a terapias de conversión para que lo dobleguen psicológicamente y aprenda a someterse a los dogmas que yo y mi iglesia le imponemos contra su propia naturaleza.

porque yo, como padre de un hijo heterosexual, me encargaré personalmente de transmitirle el miedo que me provoca la diferencia, de heredarle los temas sexuales que yo no he podido resolver, de comunicarle que hay humanos inferiores -como su hermano- que no merecen amar y ser amados por quien ellos quieren.

Yo, como su padre, le enseñaré que debe construir una identidad tan frágil como la suya que se pone en riesgo ante una simple imagen.

#ConMisHijosNoTeMetas, porque no necesito de nadie mas para recortar su criterio, quebrantar sus vidas y perpetuar la cultura del odio.

Alejandro Cantón Mámutoff.
Psicoterapeuta y Desarrollo Humano.

 

¿Qué es esto?

#ConMisHijosNoTeMetas es un remake de la campaña estadounidense “Save our children” (1977), diseñada y lanzada por cristianos fundamentalistas en contra de una ordenanza municipal del condado de Dale en Florida, que prohibía la discriminación por razones de orientación sexual. Esta campaña homofóbica logró su cometido al derogar la ordenanza mencionada, pero fue más allá: se convirtió en un modelo a copiar en otras latitudes.

La reedición de “Save our Children” inició en el Perú, pero se ha dado en varios países de América Latina desde el 2016. En México empezó bajo la organización del Frente Nacional por la Familia (integrado por fundamentalistas), análogo al Conapfam peruano, una campaña que consistía en una gran marcha contra de la adopción para matrimonios igualitarios. Lo mismo pasó en Colombia, pero en el contexto de los acuerdos de paz.

Ello da cuenta de una globalización conservadora (Mujica, 2007, pp. 29-62), expresada en este caso en una fuerte articulación de fundamentalistas evangélicos de varios países de la región: México, Chile, Argentina, Ecuador, Colombia, Perú, entre otros con sus pares de Estados Unidos. Lo novedoso es el grado de unidad que están alcanzando. Por lo menos las campañas en México, Perú y Colombia.

Uno de los tanques de pensamiento más representativos de esta articulación fundamentalista es la Liberty University, fundada en 1971 en el Estado de Virginia, Estados Unidos, por el pastor ultra radical Jerry Falwell, fallecido en el 2007 cuando aún ejercía el cargo de rector. Falwell, uno de los telepredicadores más famosos que han existido, fue activo promotor de Save our children.

El modelo “Save our children” fue exitoso para los evangélicos estadunidenses en términos de legados en la formulación de políticas públicas: leyes antidiscriminación y educación sexual, así como la oportunidad de generar espacios orgánicos de coordinación y acción para la movilización. En su momento logró posicionarse públicamente en todo ese país.

Su estrategia de opresión sexual promueve la homofobia bajo la premisa de proteger a los niños y niñas de la “perversión homosexual”.

…la táctica más fiable para promover la histeria erótica ha sido la llamada a proteger a los niños. La actual ola de terror erótico ha calado más profundamente en aquellas áreas relacionadas en algún sentido, aunque solo sea simbólico, con la sexualidad de los jóvenes. El lema central de la campaña en la votación del condado de Dade fue “Salvemos a nuestros hijos” de un supuesto reclutamiento homosexual. (Rubin, 1989, p. 7)

La “ideología de género” sería un conjunto de ideas perversas impulsadas por el propio demonio, al que hay que reprender. La forma de hacerlo es en primer lugar eliminar el enfoque de educación sexual integral de la educación en sexualidad, y reemplazarlo por otro sea moralista, que vea en el deseo sexual un peligro y un riesgo, y cuyo aprendizaje a transmitir sea la abstinencia.

Y saben por qué esta perversa ideología está atacando a los niños. Porque si vienen a gente adulta como nosotros… Si vienen aquí al pastor a decirle, no pastor es que usted no nace hombre, llega a serlo; el pastor dice, yo reprendo al diablo. Olvídate. Lo tenemos claro. No nos van a poder confundir, pero si cogen a una criatura de cinco años, que es la edad establecida… enseñarle a un niño que él no nace con el sexo definido, que puede ser lo que quiere ser… que puede ser hombre, que puede ser mujer, que puede ser transexual, que puede ser intersexual, que puede ser travesti, que puede ser queer y toda la clase de sexo que ellos se han inventado… (Ángela Hernández, diputada colombiana, discurso en el lanzamiento de campaña peruana el 29 de noviembre del 2016 en Lima).

En México se acusó a Norberto Rivera de estar detrás de esta campaña y se especula que junto con el movimiento profamilia buscan desestabilizar el modelo educativo a fin de generar negocios y cuantiosos dividendos para la industria educativa privada, que vale 850 mil millones de pesos al año y que los fundamentalistas religiosos quieren un pedazo cada vez más grande de este jugoso pastel provocando que el sistema educativo colapse a pedacitos para que flamantes empresarios estén dispuestos a construir y administrar escuelas religiosas a cambio de una cuota por estudiante.

Fuentes: Alai / Animal Político 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con

Translate »