Posicionamiento de las colectivas y activistas en Michoacán respecto a los discursos y acciones de odio y discriminación en Michoacán.

Posicionamiento de las colectivas y activistas en Michoacán respecto a los discursos y acciones de odio y discriminación en Michoacán.
Comunidad Editorial

Quienes suscribimos este posicionamiento, rechazamos y lamentamos que se continúen realizando acciones que promueven la discriminación y la violencia hacia las poblaciones de la diversidad sexual. Este sábado está anunciada y preparada una conferencia aquí en Morelia, con la participación de Mauricio Clark. A quien previa- mente se le ha extendido la ayuda desde este Colectivo para superar los problemas de aceptación y recuperación. Esta conferencia tendrá un costo disfrazado de “donativo“ cuyo ponente es víctima de sus excesos y que, en los últimos meses a través de redes sociales, conferencias y distintos espacios que desafortunadamente se le han abierto ha dejado muy en claro su discurso discriminatorio, de odio, rencor y fobia en contra de las poblaciones LGBTTTIQ+

Atendiendo a los valores universales como el respeto, la paz, la tolerancia y que en Michoacán estamos recuperando a través de diversas acciones entre sociedad civil y gobierno para recuperar el tejido social, resulta contradictorio que el Arzobispo de Morelia, Carlos Garfias Merlos, quien por un lado promueve la cultura de la paz, pero sin embargo promueve y avala que se realicen estas actividades que desinforman y ponen en contextos adversos a las personas de la diversidad sexual en consecuencia generan mensajes equivocados respecto a la diversidad sexual propiciando actos de discriminación, violencia y ataques físicos que ponen en riesgo la vida de las poblaciones diversas en Morelia.

Estamos completamente seguros que las acciones de estos movimientos religiosos que utilizan a Mauricio Clark atentando contra su propia dignidad y la de otras personas, coartan las libertades de identidad de género y orientación sexual de las personas mediante discursos que discriminan y estigmatizan, además de poner en riesgo a infantes, adolescentes y jóvenes de poblaciones LGBTTTIQ+ al promover la mal llamada “reversión“ de la orientación sexual e identidad de género.

La Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNDOC, por sus siglas en inglés) recomendó e insto explícitamente a mencionar en sus protocolos y normas que los Esfuerzos y Acciones Para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género, no son prácticas éticas y que tienen consecuencias peligrosas para las personas que son sometidas a estos, así como continuar las políticas para expandir los servicios de salud a las poblaciones de Homosexuales, Lesbianas, Bisexuales, personas Trans e Intersexuales, al mismo tiempo hace un exhorto a incluir la educación sexual y perspectiva de género incluida la diversidad sexual en la escolaridad básica para evitar la discriminación, los prejuicios y los estigmas, así como tomar la orientación sexual y la identidad de género como posibles causantes del acoso o bullyng escolar.

Expresamente el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, en el boletín “LAS “TERAPIAS DE CONVERSIÓN”, UNA FORMA DE VIOLENCIA Y DISCRIMINACIÓN POR MOTIVOS DE ORIENTACIÓN SEXUAL E IDENTIDAD DE GÉNERO”, además existe un consenso internacional, tanto científico como de los máximos organismos de protección de Derechos Humanos que llevan a concluir que las denominadas “terapias de conversión” parten de supuestos científicamente falsos, en consecuencia, concluye que dichas “terapias” trasgreden los derechos al libre desarrollo de la personalidad, a la salud, a la integridad personal, a la igualdad y no discriminación; además de que son fáctica y potencialmente dañinas al desconocer la diversidad sexual y estigmatizar la homosexualidad, contribuyendo a la persistencia de la homofobia.

Es alarmante que en espacios educativos donde se debe de promover el respeto y tolerancia, se den las facilidades a grupos que promueven la discriminación en contra de las personas LGBTTTIQ+. Sin considerar que el 92% de los niños, niñas y adolescentes ocultan su orientación sexual por temor a ser agredidos. De acuerdo a la encuesta realizada por El CONAPRED y la CNDH, el 87.7% de los jóvenes ha recibido comentarios ofensivos y burlas, y 26% fueron agredidos físicamente, También alerta que el 48.7% de los jóvenes encuestados ha tenido pensamientos suicidas y que al menos el 21% intentó quitarse la vida en por lo menos una ocasión. Agrega además que cuando la persona se identifica como Trans la cifra en cuanto a pensamientos suicidas se dispara hasta el 70%. Todo a causa del bullying homofóbico.

Por lo anteriormente expuesto hemos solicitado a los tres niveles de gobierno su intervención, hoy reiteramos nuestro llamado urgente a la Secretaria de Gobierno a través de la dirección de asuntos religiosos, al COEPREDV, al H. Ayuntamiento de Morelia, para que en el marco de sus atribuciones intervengan para frenar estas y otras acciones amparadas en la libertad de expresión, sin considerar que este derecho humano tiene como fin la pluralidad y la democracia así como el respeto a otros derechos como la igualdad y la no discriminación. En este mismo sentido hacemos responsables al Consejo Interreligioso en Michoacán, al Frente Nacional por la Familia, a la Red por la Familia en Michoacán, a sus dirigentes, así como a las personas participantes de cada una de estas agrupaciones, ante cualquier agresión que reciba alguno de los integrantes de nuestros colectivos y organizaciones e incluso a nuestras propias familias.

Como defensores de Derechos Humanos no permitiremos que los discursos y acciones que puedan violentarnos, discriminarnos, excluirnos y segregarnos de la vida pública del país. Así mismo no permitiremos acciones que violenten y lastimen la dignidad de las personas por su orientación sexual y tampoco por su identidad de género. Michoacán requiere espacios de dialogo y de reconstrucción social, impulsemos la libertad, la cultura de la paz, el respeto y la Inclusión sin discriminación así como la igualdad en todos los espacios.

Nada que atente contra los Derechos Humanos. Activistas, liderazgos y colectivas de diversidad sexual en Michoacán.